Trata de personas se aborda en Encuentro Binacional

Compartir: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Alrededor de 180 personas fueron parte del Encuentro Binacional sobre la Trata de Personas realizado en la ciudad de Macará, el reciente fin de semana, organizado por el Centro de Acción Social Matilde Hidalgo (CASMH) de la Prefectura de Loja, contando con el apoyo de Plan Internacional (Ecuador y Perú), Fundación Ayuda en Acción, Gobierno Regional de Piura-Perú, Distrito Metropolitano de Quito y Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Sin duda, se trata de un tema que pasa inadvertido pero que está presente y se evidencia en zonas de frontera como en el caso de Macará y poblaciones del Norte de Piura, de ahí la importancia de abordar la temática desde las perspectivas de las instituciones públicas y organizaciones de la sociedad civil.

20151204_115308

El cónclave se desarrolló con el propósito de promover la participación y protagonismo de las organizaciones sociales de Ecuador y Perú, frente al delito de la trata de personas.

Varias ponencias se expusieron, partiendo de ¿Qué es el delito de la trata de personas? por parte de Consuelo Lasso, asesora nacional de Plan Internacional; Estado situacional en la región Piura sobre la trata de personas, por Patricia Velásquez, de la Defensoría del Pueblo de Piura; Diagnóstico situacional sobre la trata de personas en la provincia de Loja, Argentina Santacruz, de la OIM; Situación actual del delito de la trata de personas en Ecuador, por Margarita Carranco, del Distrito Metropolitano de Quito; y, experiencias de la Comisión regional en la lucha contra la trata de personas, por José Luis Calle, gerente de Desarrollo Social del Gobierno Regional de Piura.

Nívea Vélez, viceprefecta de Loja, señaló que con los pares institucionales de ambos países se organizó el Encuentro que aborda un tema que se evidencia sobre todo en los cantones de frontera; en este caso el CASMH y Desarrollo Social del Gobierno se dirigen a fortalecer un trabajo para alertar a los centros poblados, sobre los problemas de la trata de persona, sobre las diferentes formas empleadas para engañar y someter a las personas (mujeres en mayor porcentaje) a diferentes formas de esclavitud.

Luego de las ponencias, se desarrollaron las mesas de trabajo desde las perspectivas de las instituciones públicas, organizaciones sociales y jóvenes, analizando las debilidades existentes para en base a ello proponer soluciones, así como las acciones que se podrían emprender con el ánimo de prevenir y de respuesta frente a la trata de personas.

Uno de los acuerdos del Encuentro es dar funcionalidad a la comisión provincial para la trata de personas, para que trabaje con su similar de Perú e identificar lo que está pasando con los servicios públicos, entorno a esta temática, para luego en un encuentro binacional se sensibilice a las entidades y contar con compromisos más locales e institucionales.

Ortelia Vayadolid, representante del Gobierno Regional de Piura, añadió que otro de los compromisos es impulsar la campaña “5.000 rostros contra la trata” que ya se desarrolla en Perú, por lo que en los próximos días, se definirán las estrategias para aplicarla en la zona de frontera de ambos países.

Para garantizar el seguimiento de los acuerdos, existe el compromiso de las autoridades, de manera específica, señala Nívea Vélez, en la provincia de Loja, se cuenta con una ordenanza para continuar fortaleciendo el trabajo, a ello se agrega el trabajo en alianza con organizaciones muy importantes como Plan Internacional y Ayuda en Acción.

Para Benigna Álvarez, una de las asistentes, el espacio fue enriquecedor para conocer aspectos importantes, para conocer la realidad y luego como prevenir, “esto nos motiva a conocer y discutir sobre temas importantes”, señaló, además solicitó un mayor control de las autoridades en migración y policía.

Paralelo a este encuentro se desarrolló el taller de sensibilización a jóvenes de varios cantones, quienes también expusieron sus criterios.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario