Prefectura de Loja apoya post cosecha de maíz

Compartir: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El préstamo de desgranadoras de maíz permite que la cadena productiva sea más rentable. El nuevo servicio forma parte del Programa de Mecanización Agrícola que impulsa el Área de Desarrollo Productivo de la Prefectura de Loja.

Jorge Rojas, Gerente Técnico de esta Área, expresa que es conveniente apoyar el mejoramiento de la cadena productiva de maíz, ya que es un rubro de principal importancia en la provincia.

IMG_5054

Esta administración, liderada por el prefecto Rafael Dávila, considera dar fortalecer el tema postcosecha, ya que los costos de producción son muy elevados y tanto los insumos como la mano de obra, hacen que la rentabilidad sea cada vez menor.

En este contexto, Desarrollo Productivo ha adquirido un paquete importante de desgranadoras de maíz, de producción nacional con motores y equipamientos de buena calidad. En esta fase inicial se cuenta con 6 desgranadoras y 6 más están en proceso de adquisición.

Estas son facilitadas a los presidentes de los gobiernos parroquiales, con quienes se coordina la distribución de los equipos, también se trabaja con varias asociaciones productivas, las cuales hacen los requerimientos puntuales, “realizamos los trámites correspondientes para dotarles de esta maquinaria”, agrega Rojas.

Hasta el momento, la Prefectura ha trabajado en cantones y parroquias como: Gonzanamá, parroquias Sacapalca, Purunuma y Nambacola; Espíndola, parroquia 27 de Abril; Célica; Pindal, parroquia Milagros; Zapotillo, parroquia Paletillas; y, en Paltas en el valle de Casanga.

Se maneja la prestación de maquinaria mediante el sistema de comodatos (convenios), que se los realiza con la principal autoridad del GAD parroquial. “Nosotros nos encargamos del trabajo en el campo, para dar monitoreo constante a estas máquinas para su correcto uso y distribución con la gente que las necesita”, sostiene Rojas.

Básicamente, los comodatos celebrados con los gobiernos parroquiales se realizan por un periodo de seis meses, este lapso de tiempo permite dar control al uso de las mismas, “con esto garantizamos desgranar del maíz que la gente tiene en épocas de cosecha”.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario